Firme defensa de Xi al libre mercado a horas de su encuentro con Trump

Cuando faltan apenas horas para su encuentro con Donald Trump en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires, el presidente chino Xi Jinping pronunció ayer en Madrid una defensa firme y apasionada de la capacidad de los mercados libres para combatir la incertidumbre económica mientras intentaba conseguir aliados europeos en medio del empeoramiento de la disputa comercial de su país con los Estados Unidos.

En un discurso ante los legisladores de España, donde Xi está de visita de Estado antes de asistir a la cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires, el presidente chino dijo que el mundo se enfrenta a “una inestabilidad, una incertidumbre y temas candentes sin precedentes en nuestra historia”.

“Yo creo que estamos en una encrucijada”, prosiguió Xi. Dijo que las naciones deben decidir, “en términos económicos, si vamos a seguir o no la globalización económica, el libre comercio o no, o si acudimos al unilateralismo o el proteccionismo (...) hace falta la coordinación, la unidad de toda la comunidad internacional”.

Xi llamó entonces a la comunidad internacional a unirse para encontrar un consenso a fin de “defender la paz y la prosperidad en el mundo”.

Durante el último año, China y los Estados Unidos han igualado una serie de aranceles sobre cientos de miles de millones de dólares de importaciones de la otra parte.

Se espera que Xi y el presidente Donald Trump busquen una salida a la guerra comercial durante una cena el sábado en un hotel de Buenos Aires que se ha mantenido en reserva.

“China hará esfuerzos por abrir aún más su puerta de apertura al mundo exterior. Vamos a hacer muchos esfuerzos por agilizar el acceso al mercado, mejorar el entorno de inversión, acrecentar la protección de propiedad intelectual y ampliar voluntariamente la apertura al exterior”, afirmó el presidente chino.

Xi –quien llegó el martes por la tarde a Madrid– y el rey Felipe VI pasaron revista a la guardia de honor en el Palacio Real de la capital española, mientras la primera dama china, Peng Liyuan y la reina Letizia seguían el acto desde la tribuna.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.