El presidente Mauricio Macri visitó por primera vez desde que asumió el gobierno, las provincias de Tierra del Fuego y Santa Cruz en lo que será una de sus últimas actividades de vacaciones antes de retomar su agenda regular.



En la provincia gobernada por la peronista Rosana Bertone recorrió las obras de una planta de saneamiento y una fábrica de electrodomésticos. Mientras que su desembarco en territorio K tiene una clara finalidad: mostrar los avances en una obra comprometida con el presidente de China, Xi Jinping, en medio de un contexto de campaña electoral.

"Coincido con usted gobernadora: en las elecciones uno va, debate sus ideas y sus propuestas. Pero al día siguiente, tenemos que estar todos tirando en la misma dirección", le dijo Macri a Alicia Kichner.

Por lo pronto, el mandatario recorrió la zona donde serán emplazadas la represa Cóndor Cliff - La Barrancosa, sobre el curso del río Santa Cruz, de alta potencialidad hidroenergética.



Se trata de dos centrales hidroeléctricas que tendrán una potencia instalada de 1.310 megawatts lo que representa el 5% del máximo consumo nacional en punta y que permitirá una generación media anual mayor a 5.000 GW/hs.

Los avances de esta obra están íntimamente relacionados con un compromiso que asumió el Gobierno con el propio Xi Jinping como contrapartida del swap de monedas que ambos países sellaron hace unos meses.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente