Al menos 165 personas han sido detenidas en el marco de los choques que se han producido este miércoles entre policías y manifestantes en las protestas que sindicatos y 'chalecos amarillos' habían convocado para este uno de mayo en París.

Miles de personas han marchado por la capital francesa en un ambiente festivo hasta que han llegado a la altura de Montparnasse. En el restaurante La Rotonde, donde Emmanuel Macron celebró su victoria en las elecciones presidenciales de 2017, han estallado los enfrentamientos.







Un grupo de manifestantes que, según el diario galo 'Le Figaro', pertenecerían al Bloque Negro de los anticapitalistas franceses han lanzado objetos a la Policía, que ha respondido con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y balas de goma.

Los disturbios han sido de tal magnitud que el líder sindical, que ha sido alcanzado por un bote de gas lacrimógeno, ha tenido que cancelar su comparecencia y abandonar el lugar.

Las autoridades galas ya habían advertido de que unos 2.000 miembros de los Bloques Negros, tanto franceses como del resto de Europa, podrían irrumpir en las tradicionales marchas sindicales del 1 de mayo. La Prefectura de París ha informado de que en torno a las 13.00 horas había un total de 165 detenidos y se habían realizado más de 9.000 controles preventivos.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente