El seleccionado argentino se impuso 84 a 66 ante el combinado centroamericano y se subió a lo más alto del podio en Lima. Su próximo desafío será el Mundial.



Argentina venció a Puerto Rico por 84-66 y se quedó con la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú.

El triunfo del seleccionado argentino de básquet marcó un hecho histórico para el deporte de nuestra provincia, ya que Gabriel Deck se convirtió en el primer basquetbolista santiagueño en gritar campeón en lograr la presea dorada en los Panamericanos.



El seleccionado argentino de básquetbol logró ganar la medalla dorada en los Juegos Panamericanos luego de 24 años.

La figura y máximo artillero del partido definitorio fue el capitán Luis Scola, con 28 puntos.

De esta manera, Argentina acumuló su segundo oro Panamericano de la historia, luego de Mar del Plata 1995. El próximo objetivo del seleccionado será el Mundial de China, que comenzará el 31 de agosto. El jueves, el plantel viajará a su gira preparatoria por Europa y Asia.

Argentina sacó a relucir su favoritismo desde el comienzo y con una gran defensa y un encendido Scola llegó a sacar una distancia de 12-0, contra un opaco conjunto boricua que tuvo problemas para tomar a los hombres rivales en posición ofensiva.

Así, el primer cuarto se fue con ventaja de Argentina por 27 a 18. En la segunda manga, el desarrollo iba a continuar con la supremacía de los dirigidos por Sergio Hernández, aunque sin tanta voracidad como en los primeros minutos del partido. Además, Puerto Rico tuco a Santiago a un valor importante, con diez puntos en la etapa inicial.

Se retiraron al descanso con Argentina arriba por 40-30, una distancia considerable y promisoria por ser una final Panamericana.

El talento de Campazzo disimuló algunas falencias que tuvo Argentina en el tercer cuarto frente a un Puerto Rico que intentó reaccionar, pero nunca pudo dar el salto.

La ventaja de diez se mantuvo (60-50) hacia el último segmento del encuentro.

Argentina le sacó quince puntos al rival en el comienzo del cuarto parcial e hizo la diferencia nuevamente con la calidad de Campazzo y Scola frente a la desesperación de los boricuas. La distancia final marcó el triunfo por 84-66 y la obtención de la gloria Panamericana para Argentina después de 24 años.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente