Se trata de un control de capitales que comprende únicamente a los bancos y a las utilidades que generen.



El Banco Central  emitió una comunicación en donde informa que los bancos deberán contar su autorización para girar sus utilidades. “Las entidades financieras deberán contar con la autorización previa del Banco Central para la distribución de sus resultados”, dice el comunicado.

Además agrega que en el proceso de autorización, “la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias tendrá en cuenta, entre otros elementos, los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad según Comunicación “A” 6430 y de la reexpresión de estados financieros prevista por la Comunicación “A” 6651.”

La regulación se da en un contexto de caída en las reservas brutas en poder del Banco Central. El viernes 9 de agosto, última rueda habil antes de las PASO, totalizaban US$66.309 millones. Desde entonces, a partir de la derrota electoral del oficialismo, comenzaron a caer.

Ayer, último dato disponible, las reservas brutas del BCRA totalizaron US$56.041 millones, que implica una caída US$10.268 millones (15%) en tres semanas.


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente