El Presidente cerró la campaña porteña con un discurso enérgico y una frase que será recordada.



El oficialismo porteño cerró su campaña de cara a las PASO con un acto en el microestadio de Ferro Carril Oeste, encabezado por Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Más eufórico que de costumbre, por momentos al borde de las lágrimas, el Presidente recordó cómo fueron sus primeros años al frente de la Ciudad de Buenos Aires y las dificultades que debieron atravesar hasta poder mostrar los primeros logros. En ese sentido, hizo un paralelismo con la gestión nacional y pidió: "Tenemos que convencer al que está enojado, pídanle perdón en nombre mía, llevó más tiempo que el que soñábamos, pero eso no invalida la dirección de lo que estamos haciendo, eso no invalida la intencionalidad".



Macri aseguró que Juntos por el Cambio promueve una Argentina "sana". "Esta es la Argentina del futuro sana, por eso es tan importante que cada uno de nosotros vayamos a votar para no volver al pasado".

Durante su discurso, el jefe de Estado realizó el "Topo Gigio" de Juan Román Riquelme cuando los militantes de su partido cantaban el "Sí, se puede" y recordó a los gritos la conferencia de prensa que brindó en Capital Federal cuando se tuvo que afrontar por primera vez una inundación. "Sorry por el carajo", se disculpó minutos más tarde.

El presidente y el jefe de Gobierno estuvieron acompañados por el resto de los candidatos porteños de Juntos Por el Cambio, entre ellos la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el primer postulante a senador nacional, Martín Lousteau; el de diputados, Maxi Ferraro; y el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, entre otros.

El acto comenzó pasado el mediodía y fue el primero de la agenda que tiene prevista Macri para esta semana: el miércoles estará en Córdoba y el jueves en el distrito bonaerense de Vicente López, en lo que será el último acto antes de las primarias.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente