Este nuevo ataque se produce sólo horas después de otro en un centro comercial de El Paso, Texas, murieron al menos 20 personas. El autor fue abatido por las autoridades tras abrir fuego cerca a un bar de la ciudad de Dayton



Nuevo tiroteo en Estados Unidos horas después del ocurrido con 20 muertos en la zona comercial de El Paso . Esta vez ha tenido lugar en la ciudad de Dayton, en el estado Ohio, donde nueve personas han fallecido por los disparos del atacante cerca del centro, según ha informado la policía local.

Las mismas fuentes han detallado que el tirador ha sido abatido y hay 16 personas heridas. El FBI también se encuentra en la escena del tiroteo para investigar lo sucedido.

La policía de Dayton ha informado de que había agentes en las inmediaciones cuando comenzó el tiroteo y “pudo responder y ponerle fin rápidamente”.



Fuentes policiales añaden que el tiroteo se produjo sobre la una de la madrugada y medios locales apuntan que fue en un bar o cerca de él en el área de East 5th Street en el Distrito de Oregon, al oeste del centro de Dayton.

La policía ha pedido a la ciudadanía si dispone de más información del suceso y también que evite la zona.





En una comparecencia en el lugar de los hechos, el asistente del jefe de policía Matt Carper explicó que estaban intentado identificar al sospechoso, que usó un arma larga, además de las causas que motivaron el ataque.

También dijo que, hasta donde sabe la policía, sólo hay un sospechoso, aunque algunas fuentes habían informado previamente sobre la posibilidad de que hubiera un segundo tirador.

Este nuevo tiroteo se produce sólo horas después de otro en un centro comercial de El Paso (Texas), donde este sábado murieron 20 personas y otras 26 resultaron heridas.



”Veinte inocentes perdieron su vida hoy en El Paso y más de dos docenas más resultaron heridos”, afirmó el gobernador de Texas, Greg Abbott, en rueda de prensa.

Según Greg Allen, inspector de policía de la ciudad, el sospechoso “es un hombre blanco de 21 años” que se entregó a las autoridades sin oponer resistencia y la investigación preliminar apunta “un vínculo con un delito de odio”.

El pasado fin de semana se produjo otro tiroteo en un festival gastronómico en Gilroy (California), que dejó cuatro muertos.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente