La máxima competencia de fútbol en los Estados Unidos indicó que las prácticas deben realizarse en conformidad con los protocolos detallados de salud y seguridad creados en consulta con expertos médicos y de enfermedades infecciosas.

La MLS le permitirá a los jugadores entrenarse a partir del miércoles

La liga estadounidense de fútbol (MLS) anunció hoy que los futbolistas podrán realizar entrenamientos individuales al aire libre, si así lo desean, desde el miércoles próximo, en el primer indicio importante de que la liga podría reanudarse en breve pese a la pandemia de coronavirus.

Los entrenamientos, que deben realizarse de conformidad con los protocolos detallados de salud y seguridad creados en consulta con expertos médicos y de enfermedades infecciosas, será voluntario y no puede entrar en conflicto con las políticas locales oficiales de salud pública o del gobierno, señaló la MLS en un comunicado oficial.

El protocolo de entrenamiento de jugadores individuales prohíbe el acceso a las instalaciones del club, incluidos, entre otros, vestuarios, gimnasios y salas de entrenamiento de equipos.

A los salones de entrenamiento solo podrán acceder los jugadores que reciben tratamiento post-operatorio y de rehabilitación, siempre según las indicaciones del director del departamento médico de cada club.

Antes de iniciar los entrenamientos individuales, cada club debe presentar a la MLS un plan específico que describa cómo implementará los protocolos de salud y seguridad.

Además, cada franquicia deberá ofrecer planes de desinfección para todos los equipos y espacios de entrenamiento, incluida la de la ropa usada por los jugadores y las pelotas que utilizará.

El futbolista llegará y saldrá del campo de práctica con un turno dispuesto y tendrá espacio de estacionamiento designado para mantener la distancia máxima entre vehículos.

La MLS solicitó además que el jugador use el equipo de protección personal desde el estacionamiento hasta el campo, y nuevamente al regresar al estacionamiento.

Los clubes tendrán el uso de los campos al aire libre en sus instalaciones de entrenamiento, divididos en un máximo de cuatro cuadrantes por campo y en cada uno de ellos habrá un jugador que no compartirá el uso de la pelota.

Todos los planes deben ser revisados ​​y aprobados por el personal médico del club y el experto local en enfermedades infecciosas antes de enviarlos a MLS y cada club designará a un miembro para supervisar el cumplimiento de los protocolos de salud recomendados.

Fuente: TELAM

Post a Comment