Picadas entre ómnibus: la terrorífica razón de la tragedia del TurBus

El procurador de la Corte de Mendoza, Alejandro Gullé, aseguró que los micros que cruzan de Argentina hacia Chile y viceversa corren “carreras” entre sí para evitar tener que esperar hasta cuatro horas en los controles fronterizos.



El procurador de la Corte Suprema de Justicia mendocina, Alejandro Gullé, admitió hoy que el exceso de velocidad de los choferes de micros que viajan desde Mendoza hacia Chile "es bastante común", ya que buscan "llegar más rápido a hacer el trámite en Migraciones", en referencia al accidente vial que dejó este fin de semana 19 muertos.

"Tengo entendido que esa conducta es bastante común porque lo que quieren (los choferes) es llegar primero a la oficina de Migraciones para evitar las esperas para hacer el trámite, por lo que tenemos que tomar medidas y buscar una solución operativa en el paso internacional", señaló Gullé.

Tras el accidente vial que dejó 19 muertos al volcar un micro de la empresa TurBus, el chofer chileno que conducía el colectivo, Francisco Javier Sanhueza, fue imputado por "homicidio simple con dolo eventual más lesiones gravísimas, graves y leves en concurso", por lo que le cabría una pena de 8 a 25 años de prisión, informaron fuentes judiciales.

Esas fuentes precisaron además que Sanhueza "no registró ni alcohol ni drogas en sangre".

"Algunos pasajeros que viajaban en el micro declararon que le pidieron a gritos al chofer que bajara la velocidad, pero éste hizo caso omiso a tal punto que su acompañante Pedro Vargas, que estaba descansando atrás, se levantó para ir y pedirle que lo hiciera", relató el procurador.

Y enfatizó: "El hombre ya había tenido dos banquinazos y así y todo siguió adelante".

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.