El #PSV se corona campeón de la #Eredivisie frente al #Ajax

EREDIVISIE - JORNADA 31

PSV

3-0


Ajax

Gol de PSV: 23' Gastón Pereiro.    |     Gol de PSV: 38' Luuk de Jong.     |     Gol de PSV: 54' Steven Bergwijn.    

El PSV Eindhoven es el nuevo monarca de Holanda. No había mejor escenario que ante el Ajax de Ámsterdam para recuperar la gloria y coronarse después de una campaña de sequía. Los ‘Granjeros' fueron contundentes, certeros, sólidos en defensa y convencidos de sus ideales para llevarse la Eredivisie a falta de tres jornadas por jugarse.

En Eindhoven, el PSV tuvo su oportunidad perfecta para liquidar la liga. El Ajax llegó en búsqueda de un respiro que los acercara en la clasificación y pusiera en duda el campeonato de su acérrimo rival. Se topó con pared de inmediato y se llevó tres goles en contra. No hubo discusión ni resistencia. Al menos no a la hora de anotar.


Los primeros minutos fueron de tensión pura. Unos estaban presionados por recortar distancias y los otros por cobrar venganza del juego de la primera vuelta en Ámsterdam en el que salieron vapuleados. El Ajax no lo puso fácil en el inicio. Controló el balón, lo transitó con certeza, se acercó a la meta rival, pero falló y pronto se cansó de insistir.

Fue ahí cuando el PSV tomó el control del partido. Aprovechó su arsenal ofensivo con Hirving Lozano, Luuk de Jong y Gastón Pereiro, que si algo han demostrado a lo largo de la campaña es que no saben fallar.

Lozano, la gran revelación del equipo de Eindhoven, fue quien encontró la llave del gol, aunque no fue él precisamente quien anotó. Sí fue el que condujo a los suyos hasta llegar a las redes, luego de un remate que detuvo la zaga del Ajax en la línea de gol, solo para que llegara Gastón Pereiro y empujara el balón dentro del arco. Se abrió la cloaca después de todo.


Lo demás ya fue parte de la fiesta. Lo más complicado para los locales y eventuales campeones fue anotar primero. Una vez logrado eso, el partido fluyó poco a poco hasta sentenciarlo y coronarse. El PSV fue paciente el tiempo que tuvo que serlo para después recoger los frutos y pasar por encima de su acérrimo rival.

Un cabezazo de Luuk de Jong al minuto 38 aumentó la ventaja y prácticamente definió la batalla ante un Ajax disminuido, que poco a poco perdió los estribos al saberse inferior. No había más respuesta. Se toparon con pared y no encontraron la manera de superarla.

Apenas iniciado el segundo tiempo, en una nueva desconcentración del conjunto de Ámsterdam, Steven Bergwijn se unió a la fiesta con una nueva anotación que liquidó el encuentro y provocó la euforia de su afición, segura del campeonato y la nueva gloria del PSV, la vigésima cuarta en su historia de Liga. El PSV Eindhoven es el nuevo monarca del futbol holandés.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.