Tras el fallo de Casación Penal, se entregaron Cristóbal López y Fabián de Sousa

El empresario y su socio Fabián De Sousa regresan a prisión luego de que la Justicia considerara que los $8.000 millones que dejaron de pagarle a la AFIP no fue una simple evasión sino un fraude al Estado.



Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, dueños del Grupo Indalo, se entregaron este viernes por la tarde en el edificio Centinela de la Gendarmería Nacional.

Lo hicieron en la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Buenos Aires”, de Gendarmería Nacional (Uesprojud), luego de que sus abogados acordaran las condiciones de la entrega con la Justicia, y tras el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que ordenó la detención inmediata de ambos empresarios.

Se dispuso también que Cristóbal López y Fabián de Sousa sean alojados en los penales en los que cumplían la detención antes de ser liberados en marzo ultimo. De modo que Cristóbal López regresa al penal de Ezeiza, y su socio De Sousa al de Marcos Paz.

La Cámara Federal de Casación Penal había ordenado la detención inmediata de López y De Souza, en el marco de la causa en la que se los investiga por no haberle rendido a la AFIP 8.000 millones de pesos que habían recaudado con el impuesto a la transferencia de combustibles.

La decisión fue tomada por mayoría por la sala I del máximo tribunal penal con los votos de los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, mientras la camaristas Ana María Figueroa votó en disidencia.

El fallo de Casación revocó la resolución que había dictado la Cámara Federal porteña, que el 16 de marzo pasado dispuso la liberación de los empresarios y el cambio de caratula del expediente por el que habían sido detenidos.

En un fallo de 148 páginas, los jueces de Casación dispusieron que los empresarios y el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, vuelvan a ser investigados por “defraudación al Estado” y no por “apropiación indebida de recurso”, contra lo que había decidido la Cámara Federal.

La detención de los dueños del Grupo Indalo, que tiene entre sus insignias a la empresa Oil Combustibles y al canal C5N, es instrumentada por el juez federal Julián Ercolini, quién lleva la causa por el no pago del impuesto a las transferencias de combustible.

Los miembros de la sala I de Casación decidieron además volver a elevar los montos de los embargo que pesan sobre los tres imputados a más de 17 mil millones de pesos, dado que la Cámara Federal los había disminuido a 9 mil millones en cada caso.

Los imputados están acusados de haber realizado una maniobra para desviar millonarias sumas de dinero que la empresa Oil Combustibles S.A. debía entregar a la AFIP en concepto de Impuesto a los Combustibles Líquidos, utilizándolas para financiar al conglomerado empresario denominado “Grupo Indalo”.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.