En agosto, una familia tipo necesitó $20.868,93 para no ser pobre



La crisis económica que atraviesa la Argentina sigue aportando datos alarmantes. Con ese marco, los números oficiales indican que una familia tipo necesitó contar durante el pasado mes de agosto con un ingreso mensual de $20.868,93 para no ser pobre y de ese modo cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT).

Esto significa un aumento de 3,5% en comparación directa con julio pasado, de acuerdo a los datos publicados este jueves por el INDEC.

En el mismo orden de cosas, en agosto, una familia tipo, tuvo que contar con al menos $8.347,57 para comprar la canasta básica alimentaria (CBA). Este conjunto de productos registró una variación mensual, respecto de julio, del 2,8% y, del 33,6% a nivel interanual. La inflación durante este período fue del 34,4%.

Asímismo, también se necesitaron $20.868,93 para comprar los bienes y servicios incluídos en la canasta básica total (CBT), utilizada también para medir los índices actualizados de pobreza. Esta canasta tuvo un incremento del 3,6% en tan solo un mes. La variación interanual, fue finalmente del 36,9% y quedó sobre la inflación interanual que fue del 34,4%.

La canasta básica alimentaria (CBA) contempla los requerimientos kilocalóricos y proteicos imprescindibles y necesarios para que un varón adulto, entre 30 y 60 años de edad, de actividad moderada, pueda estar en condiciones de cubrir por un mes esas necesidades básicas y no entrar en la indigencia.

Para establecer de manera fehaciente la canasta básica total (CBT), el INDEC amplía la CBA e incluye los precios de otros bienes y servicios no alimentarios. Esa es la canasta que se usa para marcar oficialmente la línea de pobreza.

Otra medición privada, a cargo del Centro de Educación Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC). estableció que el costo de la canasta de alimentos y servicios en agosto, llegó a un valor de $52.039,36. Según esta medición, del total de la canasta, el 79% se debe destinar a los gastos de servicios básicos para el hogar mientras que el 21% restante se gasta en productos de consumo masivo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.