Crece la tensión con el gobierno y Moyano amenaza con un paro

Crece cada vez más la tensión entre el gobierno y camioneros. El jefe del gremio, Hugo Moyano, volvió hoy a insistir con que el pedido de detención de su hijo Pablo, solicitado por un fiscal de Lomas de Zamora en una causa por asociación ilícita en el Club Independiente, “es un disparate” ordenado por el Ejecutivo, y amenazó con la convocatoria a un paro general si, finalmente, el juez del caso ordena el arresto”. El gremio marcha hoy por un aumento salarial de 42%.

“Cuando hay una injusticia de esta naturaleza y nadie puede dudar de que esto viene desde hace tiempo, llega un momento que se agota la paciencia y la gente se agota. Y cuando la gente se agota reacciona de la única manera que tiene un trabajador de reaccionar: no se descarta un paro”, dijo ayer Moyano en Destape Radio.

El viernes pasado, el fiscal Sebastián Scalera pidió la detención de Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, en la Causa Independiente como miembro de una asociación ilícita. El hijo de Hugo regresará al país el jueves desde Singapur, donde participa de un congreso sindical internacional. “No me cabe ninguna duda que detrás de todo esto está el Gobierno”, agregó Moyano, al defender a su hijo, del cual dijo que “a través de su acción sindical ha demostrado claramente una resistencia muy grande frente a la política de hambre y de entrega” del presidente Mauricio Macri.

Mientras tanto, en el gobierno aseguran, lógicamente, no tener nada que ver con las decisiones judiciales y ya prevén, con resignación, conflictos en las calles si el jues de Garantía Nº9 de Avellaneda, Luiz Carzoglio, a cargo de la causa, acepta el pedido del fiscal.

La decisión podría conocerse en las próximas horas. Moyano aseguró que “no hay motivos para detener a Pablo sólo por lo que diga este mamarracho del `pavote´ (por el barrabrava “Bebote”) Alvarez”, detenido hace un año, y en cuyo testimonio, entre otros, se basa la justicia para avanzar sobre los Moyano por lavado de dinero en el club de Avellaneda.

A pesar de su enfrentamiento con el camionero, la CGT salió en los últimos días a respaldar a los Moyano. A través de un comunicado la central expresó su “repudio” al pedido de detención y reclamó al gobierno” “el cese de maniobras de hostigamiento y persecución a organizaciones sindicales por de defender dignamente los derechos de los trabajadores”.

Ayer, Moyano afirmó que la central gremial podría acompañar un paro nacional: “La CGT, con las diferencias que tenemos, se solidarizó. Acuña, Daer, Piumato, muchos compañeros me llamaron en señal de apoyo y están dispuestos a acompañar lo que sea necesario para terminar con esta falacia”, afirmó.

En este contexto, con una movilización a la sede del Ministerio de Trabajo, Camioneros exigirá hoy en la calle una actualización de paritarias , del 25% que habían cerrado hace unos meses, a un 42% de aumento.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.