Con un importante volumen operado, la bolsa porteña retomó este miércoles el ritmo alcista mediante una recomposición de carteras de corto plazo, con el aliento que generaba una retracción en el riesgo país y una nueva mejora en las plazas bursátiles de la región y el mundo.

El referencial Merval de la Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) ganó un 2,6%, a 33.769,35 puntos, en medio del optimismo financiero externo que generan las negociaciones comerciales entre estadounidenses y chinos.

En el recinto se observó una masiva ola compradora liderada por los papeles financieros, que llevaron al mercado a registrar un incremento máximo intradiario de hasta un 4,3%.

Los avances más importantes del día los registraron las acciones de Central Puerto (+6,4%); Cablevisión (+5,8%); Supervielle (+4,6%); y Galicia (+3,4%), cuyos papeles fueron los operados del día ($ 334 millones).

El monto total negociado en acciones superó ampliamente los $ 1.000 millones: trepó un 34% hasta los $ 1.148,6 millones, el nivel más alto del año.

"Las condiciones financieras internacionales le dieron una mano a los activos argentinos. El renovado flujo de capitales a países emergentes tuvo al Brasil de (Jair) Bolsonaro como protagonista y contagió a la Argentina. Los títulos en dólares ganan momento", señaló la consultora Mills Capital Group.

En renta fija, los principales bonos dólarizados que cotizan en pesos anotaron sólidos avances ante el interés renovado de los inversores.

El Global 2037 lideró los incrementos, al anotar un alza del 1,7%. Además, Discount bajo ley argentina sumó un 1,4% y el bono centenario, un 1%. En tanto, el Bonar 2024 subió 0,5%.

En este marco, el riesgo país, que mide JP Morgan, caía un 2,2% hasta la zona de los 711 puntos básicos, aunque llegó a marcar en la rueda 702 unidades, nivel mínimo desde inicios de diciembre. Recordemos que este indicador viene de trepar a 840 puntos en la última semana de 2018.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente