Al menos nueve personas murieron y otras 54 resultaron heridas ayer por la explosión de un coche bomba en la academia de policía de la capital colombiana , informaron las autoridades.

Reinaba el caos afuera de la Escuela de Policía General Santander, en Bogotá, con ambulancias y helicópteros acudiendo al lugar cuyo acceso suele ser muy controlado.

El vehículo detonó tras una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes. Testigos dijeron que escucharon una gran explosión que destruyó ventanas en los edificios cercanos. Fotografías en redes sociales mostraban a un vehículo calcinado rodeado de escombros en el campus de la academia.

El presidente Iván Duque y sus principales comandantes del Ejército apuraron el regreso a la capital de una visita en un estado occidental para supervisar las investigaciones policiales de lo que calificaron un “acto miserable”.

“Todos los colombianos rechazamos el terrorismo y estamos unidos para enfrentarlo”, tuiteó Duque. Colombia “no se doblega ante la violencia”.

Pasó más de una década desde que una instalación militar o policial sufrió un ataque tan grande. Una explosión en la universidad militar en 2006 dejó una veintena de heridos.

Durante décadas, los residentes de Bogotá vivieron con el temor de ser víctimas de ataques con bombas por los rebeldes izquierdistas o el cártel de Medellín de Pablo Escobar. Sin embargo, al tranquilizarse el conflicto en Colombia, la seguridad ha mejorado y los ataques son menos frecuentes.

Aunque las autoridades todavía deben determinar quién está tras el ataque, la atención se centró en los rebeldes del izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN), que han intensificado sus ataques contra policías en Colombia durante un punto muerto con el conservador Duque sobre cómo reanudar las conversaciones de paz.

Durante mucho tiempo, el ELN fue considerado una amenaza militar menor ante las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuyos 7.000 guerrilleros fueron desarmados bajo el acuerdo de paz de 2016. Sin embargo, la insurgencia inspirada por Cuba ha ganado fuerza, sobre todo en la frontera oriental con Venezuela.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente