El juez de Garantías N°1 de San Isidro, Ricardo Costa, elevó este jueves a juicio oral la causa contra Nicolás Pachelo y dos ex vigiladores del Carmel Country de Pilar por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido en octubre de 2002.

Según informaron fuentes judiciales a la agencia Télam, la requisitoria de elevación a juicio para los tres imputados había sido presentada el año pasado por los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana.

Los fiscales habían acusado en septiembre de 2018 a Pachelo y a los vigiladores José Ortiz (41) y Norberto Glennon (53) de ser "coautores" de un "robo agravado por haberse cometido mediante el uso de arma de fuego -apta- en concurso real con homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego", delitos que prevén la pena de prisión perpetua.



Según la hipótesis de los fiscales, los tres mataron a María Marta cuando los descubrió robando en su casa del Carmel Country de Pilar.

Pachelo y los vigiladores llegan a juicio cuando aún la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe resolver una apelación del subprocurador general Juan Ángel de Oliveira a la absolución de Carlos Carrascosa, viudo de María Marta, que le había dictado el Tribunal de Casación Penal bonaerense en diciembre de 2016.

La socióloga (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su casa del Carmel, con medio cuerpo semisumergido en la bañera, y su marido declaró siempre que él pensó que había sufrido un "accidente" y se había golpeado la cabeza.

La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron y el sexto -"el pituto"- le rebotó. Usaron un arma calibre .38 largo que nunca apareció.

En un primer juicio, el viudo fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal N°6 de San Isidro en 2007 sólo por el "encubrimiento" y absuelto por el homicidio, pero en 2009 el Tribunal de Casación bonaerense lo condenó a prisión perpetua como autor del crimen de su esposa.

Luego, siguieron numerosas apelaciones hasta la revisión total de la causa que realizó en 2016 una sala de Casación por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El viudo estuvo preso seis años en la cárcel de Campana y luego obtuvo una prisión domiciliaria en febrero del 2015 al cumplir 70 años, que se extendió por casi dos años hasta que se le concedió la libertad, en diciembre de 2016.

En tanto, todavía quedan condenados por el encubrimiento del crimen Horacio García Belsunce y Juan Hurtig (hermano y hermanastro de María Marta, respectivamente); el médico Juan Gauvry Gordon y el vecino del country Sergio Binello, quienes fueron sometidos a juicio en 2011.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente