Boca Juniors jugó el peor partido desde que Gustavo Alfaro es su DT y perdió ante Atlético Paranaense, en Brasil, por 3-0 que lo hizo caer de lo más alto de las posiciones del Grupo G de la Copa Libertadores.

El Xeneize sufrió su primera derrota en la presente edición del torneo continental, gracias a una noche de puntería plena para el delantero argentino Marco Ruben, quien anotó a los 35 minutos de la primera etapa y repitió a los 32 y a los 40 del período final.



Boca tuvo un inicio de partido alentador: intentó presionar alto y estableció un ritmo que lo llevó a jugar de igual a igual ante el último campeón de la Copa Sudamericana, en el césped sintético del estadio Arena da Baixada.

Sin embargo, paulatinamente el equipo argentino comenzó a dejar claros en la defensa y por allí se filtró el equipo brasileño para llegar al primer gol.

El complemento fue prácticamente todo de Paranaense, que dominó los espacios e impuso las condiciones ante un Boca desconocido, en el que Darío Benedetto, aislado, no gravitó, y en el que Carlos Tevez no encontró ningún socio para arrimar peligro al arco contrario.

De un error propio, por si fuera poco, llegó el primer gol. Un mal pase hacia Julio Buffarini propició una recuperación y un desborde por izquierda de Rony, y un remate defectuoso de Luis González que encontró a Ruben detrás de Carlos Izquierdoz y Esteban Andrada, para empujar la pelota al fondo del arco.

En el segundo tiempo el nivel de Boca cayó complemente, en sintonía con la comodidad que adquirió de manera progresiva el local, que lució más concentrado y con mayor lucidez.

Aquello quedó demostrado en el pique que ensayó Lucho González para recuperar en la mitad de la cancha ante un Tevez distraído. De ese quite del ex futbolista de Huracán y River nació la contra que terminó con un ingreso de Guimaraes al área y un centro al medio para que que Ruben, ligeramente adelantado, anotara el segundo de su cosecha.

El ex delantero de Rosario Central y River selló su triplete a los 40, después de un remate de Guimaraes que dio en el caño y que cayó en su posición. Boca definitivamente entró en un estado de impotencia.

Boca obtuvo en Curitiba una dura pero justa derrota ante Athlético Paranense, equipo que, con este resultado, alcanzó la línea de los 6 puntos y superó en las posiciones por dos unidades al equipo de Alfaro.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente