Se trata de la única adolescente que sobrevivió a la persecución policial. Estuvo internada durante varias semanas en grave estado.



Luego de estar varias semanas internada en terapia intensiva, los médicos del Hospital de Alta Complejidad El Cruce le dieron el alta a Rocío, de 13 años, la única sobreviviente de la persecución policial en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte.

La adolescente estaba en terapia intensiva y con soporte respiratorio en ese hospital de Florencio Varela, pero en los últimos días mostró una notable mejoría en su estado de salud. El fiscal Lisandro Damonte podría citarla a declarar como testigo en los próximos días.
Rocío es la única sobreviviente de la masacre de Monte: el Fiat 147, en el que viajaba, chocó contra el acoplado de un camión cuando era perseguido por la Policía de ese distrito.

El director del hospital, Gabriel González Villa Monte, informó: "Quiero destacar la profesionalidad de todos los médicos de este hospital. Fueron varias cirugías y varias semanas de internación. La evolución fue favorable y continua. Ella tenía muchas ganas de volver a su casa. Tendrá una rehabilitación ambulatoria. Todavía no puede hablar muy fluido por la operación en la mandíbula".

Los forenses que realizaron las autopsias determinaron que el cuerpo de Gonzalo Domínguez, de 14 años, tenía una herida de bala en el glúteo. Los otros jóvenes que murieron eran Aníbal Suárez, 22 años, el conductor del auto; Danilo Sansone y Camila López, ambos de 13.

Por orden del fiscal Damonte, la Policía Bonaerense detuvo a varios integrantes de esa fuerza, algunos por los homicidios, otros por el encubrimiento, y hasta al secretario de Seguridad local, Claudio Martínez.

Los apuntados por la masacre fueron el capitán Rubén Alberto García, los oficiales Leonardo Daniel Ecilape y Manuel Monreal y el subayudante Mariano Ibáñez, imputados por "homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego".

Los uniformados investigados por encubrimiento, en tanto, quedaron complicados porque el fiscal determinó que colaboraron con la falsificación de las actas del procedimiento para justificar el tiroteo que desencadenó en la masacre.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente