El tenista escocés Andy Murray conquistó este domingo el torneo de Amberes (Bélgica), de categoría ATP 250 y disputado sobre pista dura, gracias a su victoria por 3-6, 6-4 y 6-4 sobre el suizo Stanislas Wawrinka en un partido que se prolongó dos hora y 27 minutos.




De pensar el retiro en enero, a cerrar el año con título: el protagonista de la historia no es otro que Andy Murray y el final feliz de su dramático 2019 lo marcó el ATP 250 de Amberes, donde el ex-N°1 dio cuenta del suizo Stan Wawrinka (otro triple campeón de Grand Slam) en la definición y se impuso por 3-6, 6-4 y 6-4.





Murray se llevó un cruce que tiene historia ante Wawrinka y cortó más de dos años de sequía en su vitrina ATP. Período, claro, sustancialmente enrevesado por sus problemas físicos...

El primer set se definió en pocos detalles: Wawrinka rompió de arranque con un revés prendido fuego, salvó las dos chances de quiebre que se generó Murray y con esa inercia selló la primera ventaja.

En el segundo parecía que el suizo se encaminaba al título sin problemas: tuvo margen de 3-1, dos pelotas para escaparse doble quiebre arriba y nuevamente dos chances para ponerse 5-4 y servicio.

Pero en cada momento apremiante el saque salió al rescate de Murray y el ex-N°1 pudo seguir en partido. En la primera de cambio, el británico no perdonó y llevó las cosas a un set decisivo.

La recta final también comenzó favorable para Wawrinka, pero Murray se recuperó una y otra vez. En el cierre, con la presión de sacar para seguir en cancha (4-5), el suizo se enredó en errores no forzados y el escocés tuvo su ansiado festejo.

Título número 46 para Murray y, lo dicho: primero desde comienzos de 2017, en Dubai. Para Wawrinka sigue el vacío de títulos desde mayo de 2017, cuando conquistó Ginebra.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente