El equipo conducido por Ricardo Zielinski se adelantó con un gol de tiro libre, extendió la ventaja sobre el final y superó al de Mario Sciacqua en el estadio José Fierro.



Atlético Tucumán venció 2-0 a Patronato en el estadio José Fierro, por la undécima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. Luciano Monzón y Leandro Díaz marcaron para que el local se llevara su segundo triunfo consecutivo. Los de Paraná, por su parte, no aprovecharon las caídas de Aldosivi y Rosario Central y se mantienen en zona de descenso.



“El fútbol te avisa”, es una de las tantas frases hechas que suelen circular en el ambiente del deporte más popular de todos. Bueno, eso mismo ocurrió para que se destrabara el partido.

Al minuto de juego, Monzón, que venía de darle tres puntos al Decano frente a Banfield por la misma vía, dispuso de un tiro libre en una buena posición que se fue apenas alto. Más tarde, a los 18, el lateral tuvo otro casi desde el mismo lugar y clavó la pelota junto al ángulo superior izquierdo.

Recién a los 31 llegó la visita, tras una jugada de pelota parada que terminó con un cabezazo de Cristian Tarragona estrellado contra el poste derecho.

El dueño de casa era superior y estaba decidido a quedarse con la victoria, pero no estaba fino en la definición. A los 35, Javier Toledo controló y sacó un zurdazo cruzado que Matías Ibáñez contuvo en dos tiempos. Tres minutos más tarde, Leandro Díaz no quiso tocar al medio para Guillermo Acosta, quien entraba solo y con todo el arco a su disposición, y su remate fue tapado por el arquero del conjunto entrerriano.

Hubo que esperar hasta los 23 minutos del segundo período para volver a ver riesgo para los arcos. Santiago Rosales ejecutó un tiro libre que Alejandro Sánchez logró desviar al tiro de esquina con esfuerzo.

Atlético estaba cómodo con la ventaja, ante un rival que no lograba inquietarlo desde el juego asociado.

De todos modos, los cambios ofensivos propuestos por Mario Sciacqua de a poco fueron arrinconando al Decano contra su arco, y las chances llegaron por decantación. Un intento de Rosales, de media distancia, salió cerca del travesaño a los 27.

Gabriel Compagnucci tuvo una ocasión inmejorable para igualar a los 32, con un cabezazo desde el borde del área chica que fue directo al cuerpo de Sánchez, que estaba bien parado. Cinco minutos más tarde, Federico Mancinelli no logró definir cómodo y su intento dio en el travesaño.

No quería entrar. A los 47, José Barreto también le acertó al larguero con un cabezazo, y ahí se impuso otra famosa frase del fútbol, porque “los goles que no se hacen en un arco, se lamentan en el otro”. En el cuarto minuto de descuento, tras un pelotazo largo, Toledo la aguantó y Díaz liquidó el partido.

Los de Ricardo Zielinski no lograron hacerse del balón en toda la etapa, pero Patronato no aprovechó las que tuvo y los tres puntos se quedaron en Tucumán.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente