Copa Libertadores: Racing le ganó a la U de Chile y ya se clasificó a octavos de final

La Academia derrotó 1 a 0 a Universidad de Chile en Avellaneda y, a falta de una fecha en el Grupo E, ya se metió en la siguiente fase de la competencia.



Racing Club se convirtió esta noche en el primer equipo argentino clasificado a los octavos de final de la Copa Libertadores 2018 al vencer como local a la Universidad de Chile por 1 a 0, en el partido que cerró en el Cilindro de Avellaneda la quinta fecha del grupo "E" que los "académicos" encabezan en soledad.

El gol del zaguero Alejandro Donatti a los 35 minutos del segundo tiempo con un remate bajo desde fuera del área le permitió a los racinguistas consolidarse en el primer lugar de la zona con 11 puntos a falta de una fecha, escoltados por Cruzeiro con 8, mientras que los chilenos se quedaron en 5 y cierra el otro brasileño, Vasco da Gama, ya sin chances, con 2.



El primer tiempo tuvo al conjunto trasandino como protagonista debido a que se adelantó en el campo, controló la pelota y no dejó pensar al local cada vez que le "prestó" el balón.

Los chilenos estuvieron ordenados tanto en defensa como en el mediocampo, lo que les permitió manejar el desarrollo de la primera etapa sin inconvenientes.

De mitad de cancha hacia adelante, los dirigidos por el entrenador Esteban Valencia tuvieron a Ángelo Araos como el conductor del equipo y en Jean Beausejour el emblema de la entrega y la marca sobre el lateral izquierdo de la defensa.

Por el lado de la "Academia", los conducidos por el técnico Eduardo Coudet no estuvieron finos con la pelota y perdieron el control en la mitad de cancha, donde solamente se destacó Nery Dominguez con el criterio y claridad de siempre.
En tanto, en la zona de ataque Ricardo Centurión se mostró movedizo, pero no logró desequilibrar ni vencer la férrea marca de Beasejour por lo que tuvo que cambiar de banda.

Lautaro Martínez, la joya del equipo de Avellaneda, tampoco pudo demostrar todo su potencial, salvo con un remate desde afuera del área que el arquero mandó al corner.



Sobre el final de la primera etapa la "U" tuvo la jugada a favor más clara: a los 41 minutos, tras un pelotazo desde su propio campo, la pelota le quedó a Nicolás Guerra, quien no pudo controlar correctamente cuando quedó mano a mano con Juan Musso y fue anticipado por el defensor Leonardo Sigali.

Pero la historia para Racing volvió a cambiar, como suele suceder cada vez que ingresa Matías Zaracho, de buen momento personal, que esta vez lo hizo bien acompañado por Augusto Solari, lo que le permitió al local recuperar el control de la pelota y hacerse dueño del mediocampo.

Con el equipo más adelantado en el campo, Racing tuvo la pelota, se mostró paciente y generó más jugadas de ataque, aunque se encontró ante una gran noche del arquero Fernando De Paul.

Centurión creció también respecto de la primera etapa, intentó cada vez que tuvo la pelota en sus pies y apeló más al juego colectivo que a las jugadas propias.

Los chilenos, en tanto, siguieron con su filosofía de hacerse fuertes en la zona defensiva pero descuidaron el medio, por lo que cedieron el control de la pelota a los de Avellaneda, hasta que llegó el gol de Donatti, Centurión lo festejó más de la cuenta, algunos jugadores de la visita se enojaron con él (por ello fue expulsado el volante Lorenzo Reyes) y Coudet lo sacó para protegerlo y de paso que se ganara la ovación de su gente. La clasificación ya estaba asegurada.

 


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.