Antes de asumir, Bolsonaro ya amenaza al diario Folha de Sao Paulo: “Ese diario se acabó”



El presidente electo Jair Bolsonaro ya anticipó un enfrentamiento feroz con el diario más prestigioso de Brasil, Folha do Sâo Paulo.

Como un calco de la guerra de Donald Trump con CNN desatada aún antes de la asunción del presidente norteamericano o el enfrentamiento entre los Kirchner y el diario Clarín, Bolsonaro ya eligió el rival para su presidencia en venganza contra una serie de notas desfavorables durante la camapaña, seguidas de una durísima editorial del día posterior a los comicios del pasado domingo.

Pocos días antes del ballotage, Folha destapó una red entre políticos y empresarios para viralizar "fake news" para ensuciar candidatos, en especial a Fernando Haddad del PT, por medio del Whatsapp.

Si bien la denuncia no lo acusaba directamente, Bolsonaro se dio por aludido y cargó con dureza contra Folha pocas horas después de ser elegido,

"Soy totalmente favorable a la libertad de prensa", indicó en una entrevista con el Jornal Nacional, aunque admitió que sí puede retirarle la propaganda oficial a diarios que, en su opinión, cometan una injusticia y no la corrijan.

Bolsonaro se refirió específicamente a una denuncia hecha por Folha sobre una funcionaria suya que supuestamente estaba de vacaciones y que el diario calificó como "empleada fantasma" de su gabinete parlamentario por no estar en Brasilia.

"No puedo considerar dignas acciones como esa por parte de la prensa. No quiero que acabe (el diario), pero, si depende de mí, no recibirá apoyo oficial", dijo. Pero luego disparó: "Por sí solo ese periódico se acabó".

Bolsonaro señaló al diario de haberlo acusado por contratar empresas fuera de Brasil para difundir noticias falsas sobre el PT. "Una gran mentira, otro falso informe del diario Folha de San Pablo, lamentablemente", afirmó.

El periodista William Bonner, quien le hizo la entrevista a Bolsonaro para el Jornal Nacional, pidió la palabra para remarcarle al presidente electo que "Folha es un periódico serio, un periódico que cumple un papel importantísimo en la democracia brasileña, es un papel que la prensa profesional brasileña desempeña y Folha forma parte de ese grupo de la prensa profesional brasileña". Bolsonaro sólo oyó y no respondió nada.

El ex gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, uno de los rivales de Bolsonaro en la primera vuelta del 7 de octubre, salió a cruzarlo por Twitter. "Comenzó mal. La defensa de la libertad quedó en el discurso", disparó el candidato del PSDB. "Los ataques hechos por el futuro presidente a Folha de São Paulo representan una provocación a toda la prensa y la amenaza de cooptar vehículos de comunicación por la oferta de dinero público es una ofensa a la moralidad y al periodismo nacional", agregó Alckmin.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.