Carrió cumplió y presentó el pedido de juicio político contra Garavano

La tregua duró poco. Como prometió, pese a la postergación por el fin de semana largo, la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, presentó ayer en el Congreso el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, “por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones”. El proyecto no cuenta con el acompañamiento del PRO ni de la UCR, ni siquiera con apoyo de la oposición. Diputados de la CC cruzaron a legisladores del partido del presidente Macri que advirtieron que el juicio no prosperará.

Tal como adelantó el fin de semana a este diario Juan Manuel López, diputado de la CC, vicepresidente de la Comisión de Juicio Político, al ministro se le imputan cuatro acusaciones. Por un lado, la Coalición considera que las declaraciones de Garavano fueron una “grave intromisión” sobre el Poder Judicial y el Legislativo. El ministro criticó las prisiones preventivas y dijo que no era bueno la detención de un ex presidente un día antes de que fuera absuelto Carlos Menem en una causa y mientras la Cámara Federal analiza el procesamiento con preventiva dictado sobre Cristina Kirchner.

Pero las acusaciones van más atrás. Carrió y sus dirigentes le cuestionan al ministro haber nombrado como asesora a la ex procuradora bonaerense María Carmen Falbo, acusada de haber encubierto crímenes de narcotráfico. También, consideran que Garavano protegió a los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia por no avanzar desde el ministerio en la imputación por encubrimiento del atentado a la AMIA. Y, además, de digitar, junto a Daniel Angelici, concursos de designación de jueces para beneficiar a personas vinculadas con Inteligencia.

El proyecto de pedido de juicio sólo contó con la firma de la Coalición Cívica. El PRO ya había advertido el fin de semana y el lunes que respaldaba al ministro y que no acompañaría el pedido. La UCR, a través de sus disputados, ya había criticado la decisión de Lilita en los primeros días del escándalo. El FpV advirtió que no se meterá en la interna del gobierno. Y el PJ federal, enfocado hoy en la discusión por el Presupuesto, si bien no se ha pronunciado públicamente, concuerda con la visión del ministro respecto a prisiones y desafueros.

“No importa lo que diga el PRO, vamos a avanzar con el juicio político a Garavano. Estamos acostumbrados a trabajar solos. Tampoco nos acompañó nadie en las denuncias contra los Kirchner en 2004”, dijo ayer la diputada de la CC, Marcela Campagnoli. Fue una respuesta a diputados como Eduardo Amadeo, Daniel Lipovetzky y Pablo Tonelli, que cuestionaron la decisión de Carrió el lunes.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.