Tigre se lo dió vuelta a Argentinos y se llevó tres puntos vitales



En lo que fue un verdadero duelo de equipos necesitados de puntos, Tigre sonrió último y rescató una victoria por 2-1 ante Argentinos gracias a un agónico gol de Carlos Luna.



El partido arrancó con el pie izquierdo para los de Victoria, quienes a los cinco minutos sufrieron la expulsión de su arquero Augusto Batalla. El ex River reclamó muy efusivamente una supuesta falta y terminó casi empujando al árbitro Andrés Merlos, que no dudó y le mostró la roja.

En lugar del ex River ingresó Gonzalo Marinelli -otro exarquero del Millonario-, quien no pudo ni asentarse porque tan sólo diez minutos después de ingresar, a los 17, Francisco Ilarregui metió un zapatazo que se coló por encima del joven arquero del Matador.

Bajo una intensa lluvia que se desató en el segundo tiempo, el partido se tornó más combativo y trabado. Como consecuencia de esa lucha, una infracción de Argentinos sobre el borde del área fue transformada en gol por el volante central Lucas Menossi, que clavó un bombazo sobre el ángulo superior derecho del arco defendido por Lucas Chaves.

Cuando todo parecía definido, el eterno goleador Carlos Luna fue quien, con un frentazo de palomita, marcó el 2-1 definitivo cuando faltaban tres minutos para que se cumpla el tiempo reglamentario y para el desahogo de los hinchas locales.

Así, el triunfo le dio un poco de oxígeno a Tigre, que todavía no logra salir de la zona de descenso directo pero obtuvo tres puntos más que vitales en la lucha por la permanencia. Para Argentinos, por el contrario, la derrota significó otra desilusión en el ciclo de Ezequiel Carboni como entrenador del equipo y ya suma ocho partidos sin conocer la victoria -un empate y cinco derrotas con él como técnico-.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.