Trump canceló su reunión con Putin por el incidente entre Moscú y Kiev

La puerta del Air Force One se cerró y minutos más tarde, recién emprendido el vuelo hacia Buenos Aires, el presidente de EE. UU. Donald Trump anunció por Twitter que, por la crisis en Ucrania, había decidido cancelar su encuentro previsto con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La decisión sorprendió: más temprano, en diálogo con periodistas en Washington, Trump había dicho que el marco de la cumbre del Grupo de los 20 brindaba “un buen momento” para la reunión con su par ruso. Para la misma hora, el vocero de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, dijo que Washington había confirmado el encuentro. Moscú defiende la idea de que la reunión Trump-Putin en Buenos Aires es “una necesidad” para ambas naciones

Trump vinculó su decisión al reciente incidente entre Rusia y Ucrania en el mar de Azov, por el que Moscú se incautó de tres naves ucranianas que buscaba atravesar el estrecho de Kerch, que comunica con el Mar Negro.

“Basado en el hecho de que los barcos y los marineros aún no han regresado a Ucrania, decidí que sería mejor para todas las partes cancelar mi encuentro en la Argentina con el presidente Putin”, dijo Trump en su tuit.

La decisión de Trump marca un primer episodio de tensión en la cumbre de líderes mundiales de Buenos Aires. Trump llegaba anoche como gran protagonista de la reunión, que va a estar marcada además por el impacto de su ofensiva arancelaria global.

Trump tiene previsto reunirse con su par chino Xi Jinping mañana en busca de una salida negociada ante nuevos aranceles al ingreso de productos chinos al mercado estadounidense. El reloj corre: las nuevas tasas regirán a parir del 1º de enero.

Los analistas no esperan que el encuentro Trump-Xi termine con las tensiones entre las dos mayores economías del planeta. Pero estiman que será una buena señal de cara al futuro.

Más tarde se supo que Trump también había cancelado sus reuniones con los presidente s de Turquía, Tayyip Erdogan y de Corea del sur, Moon Jae-in. Con Erdogan está en el medio la delicada cuestión del crimen del periodista Yamal Kashoggi en el consulado saudita en Estambul. Los ojos están puestos sobre otro visitante: el príncipe saudita Bin Salmán.

Además de la cuestión ucraniana, la cancelación de la reunión con Putin tiene una diagonal: Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, se declaró ayer ante una corte de Nueva York culpable de mentir al Congreso sobre un negocio inmobiliario de Trump en Rusia durante la campaña presidencial de 2016. Trump replicó que Cohen es una “persona débil” que intenta obtener una condena menor.

Cohen confesó haber mentido sobre la cronología de las negociaciones para la construcción de una Torre Trump en Moscú para ser coherente con el “mensaje político” de Trump.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.