Más de 600 policías buscaban este miércoles al autor de un ataque que dejó tres muertos y 13 heridos la noche del martes en el turístico mercado navideño de la ciudad de Estrasburgo, en el este de Francia.

“Seguimos buscando al pistolero. Casi lo atrapamos ayer por la noche (...) pero se volatilizó”, tras un tiroteo con la policía, dijo el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries.

El atacante, de 29 años, abrió fuego poco antes de las 20H00 locales (19H00 GMT) en tres lugares del centro histórico de Estrasburgo, en medio del famoso mercado de Navidad de esta ciudad que atrae cada año a dos millones de turistas.

Tres personas murieron y 13 resultaron heridas, según un balance revisado que fue comunicado el miércoles por la mañana por la prefectura de policía de Bajo Rin. El alcalde había dado durante la noche un balance de cuatro muertos.

“Algunos recibieron un balazo en la cabeza”, señaló Ries. Las víctimas del ataque son principalmente hombres, entre ellas un turista tailandés.

El autor del tiroteo tiene una “ficha S”, que identifica a los individuos que plantean un riesgo para la seguridad en Francia. Cerca de 25.000 personas figuran en este fichero, de los cuales 10.000 por radicalización islamista.

Más de 600 policías buscaban activamente esta mañana al sospechoso. “No se puede descartar” que haya cruzado a Alemania, indicó el Secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez, quien añadió que se ha reforzado el control en las fronteras.

Nuñez indicó no obstante que “aún no se ha establecido” que se trate de un ataque “terrorista”, y pidió “prudencia” sobre la calificación de los hechos.

‘Nudo en el estómago’

El atacante tiene antecedentes penales por varios delitos, pero “nunca ha estado relacionado con hechos vinculados al terrorismo”, subrayó el secretario de Estado a la emisora de radio France Inter.

Ha estado en prisión varias veces y fue allí donde se detectó una radicalización en la práctica religiosa, pero nunca había dado señales de querer pasar al acto”, precisó Nuñez.

Según una fuente cercana al caso, la policía fue a detenerle el martes por la mañana por intento de homicidio pero el hombre escapó al arresto.

Fue alcanzado tras el tiroteo por disparos de soldados de la operación Centinela, un contingente militar desplegado en toda Francia desde los mortíferos atentados de 2015 en París, indicó una fuente policial, pero aún así logró huir, indicó el ministro del Interior, Christophe Castaner.

En el centro de Estrasburgo, que estuvo durante horas totalmente acordonado, la plaza de la catedral, centro neurálgico del mercado navideño, estaba todavía prácticamente vacía esta mañana temprano.

“Teníamos un nudo en el estómago” al salir de casa esta mañana, dijo Cathia, que estuvo en una de las calles donde se registró el tiroteo la víspera.

‘Urgencia atentado’

Las autoridades elevaron el nivel de alerta terrorista a “urgencia atentado”, el más alto. Esta medida incluye controles reforzados en las fronteras y en todos los mercados de Navidad de Francia “para evitar el riesgo de mimetismo”, dijo el ministro del Interior.

El mercado de Estrasburgo permanecerá cerrado este miércoles, al igual que los demás espectáculos de la ciudad.

Este mercado ya había sido blanco de un proyecto de atentado en el año 2000. Está protegido por un importante dispositivo de seguridad, que incluye a 260 policías.

Estrasburgo alberga el Consejo de Europa y una sede del Parlamento Europeo, que fue inmediatamente acordonada. Los eurodiputados, que se encontraban en plena sesión, fueron confinados durante varias horas antes de ser evacuados hacia las 03H00 de la madrugada.

Francia vive bajo amenaza terrorista desde la ola de atentados yihadistas de 2015, la peor en la historia reciente del país. Desde entonces, 246 personas han muerto en atentados en suelo francés.

El país fue el blanco dos veces este año de ataques que dejaron cinco fallecidos, uno en mayo en París (un muerto) y otro en marzo, en Carcasona y Trebes (sur), que se saldó con cuatro víctimas mortales.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente