Con policías y blindados en las calles, París espera otra jornada de protesta

Anticipándose al quinto fin de semana consecutivo de protestas, el jefe de la policía de París dijo ayer que miles de agentes y vehículos blindados volverán a las calles de la capital francesa el sábado.

Los servicios de seguridad quieren desplegar en París el mismo número de efectivos que hace una semana, con alrededor de 8.000 agentes y 14 vehículos blindados, dijo Michel Delpuech.

La mayor diferencia será el despliegue de más patrullas de agentes para atrapar a vándalos, que merodearon las calles aledañas a los Campos Elíseos la semana pasada causando daños y saqueos, apuntó Delpuech.

Un sexto miembro del movimiento de los “chalecos amarillos” murió esta semana tras ser golpeado por un camión en corte de carretera. Pese a los llamados de las autoridades a los manifestantes para que abandonen la movilización, el movimiento no ha dado signos de apaciguarse.

“La semana pasada lidiamos bien con los ‘chalecos amarillos’, pero vimos también escenas de destrozos y saqueo por criminales”, dijo Delpuech. “Nuestro objetivo será controlar mejor ese aspecto”.

En un esfuerzo para aliviar las tensiones en el país, el presidente Emmanuel Macron ha admitido que es responsable en parte por la furia que causó las protestas contra el gobierno. Anunció una serie de medidas dirigidas a mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores franceses.

Muchos manifestantes han expresado decepción con las medidas y algunos gremios están llamando ahora a huelgas progresivas en todo el país. “La mejor acción es lanzarse a la huelga”, dijo Philippe Martinez, de la central sindical CGT. “Existen inequidades en este país y tenemos que hacer que los ejecutivos de las grandes compañías paguen”.

Entre los diversos llamados a protestas, un grupo de chalecos amarillos convocó a una protesta no violenta en la Plaza de la República en París bajo el lema “Soy Estrasburgo”, a raíz del ataque terrorista que dejó cuatro muertos en esa ciudad ye n referencia al lema “Soy Charlie” usado tras el atentado del 2015 en el que 12 personas murieron en las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.