San Martín de Tucumán le ganó a Huracán 3-1 y se aferra al milagro

Con goles de García, Giménez -p- y Pons, el Santo ganó 3-1 como visitante, no se rinde y sueña con quedarse en la máxima categoría.



San Martín de Tucumán venció hoy 3-1 como visitante a Huracán en el estadio Tomás Adolfo Ducó, por la vigésimo segunda fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, y sueña con mantener la categoría.

Matías García, Nicolás Giménez de penal y Luciano Pons marcaron para el ganador. Andrés Chávez había igualado transitoriamente para el local.

Los de Antonio Mohamed quedaron relegados en la pelea por la clasificación a las copas, mientras que los de Ricardo Caruso Lombardi siguen ilusionados con el milagro de la permanencia en la categoría.

En el primer tiempo, el conjunto tucumano tuvo más la pelota en campo contrario, aunque el duelo fue parejo y con pocas situaciones de riesgo. Las únicas claras terminaron en gol.



A los 13 minutos, García le robó la pelota a Patricio Toranzo en la mitad de la cancha, avanzó y la abrió a la izquierda para Gonzalo Rodríguez. “Turbo” se la devolvió y “Caco” abrió el marcador con un disparo cruzado que ingresó junto al palo izquierdo.

Diez minutos más tarde, Toranzo envió un pelotazo largo para Chávez, quien aguantó la inocente embestida de Rodrigo Moreira y le devolvió la paridad al marcador con un zurdazo que venció la frágil resistencia del arquero Jorge Carranza.

Huracán nuevamente fue en busca de la igualdad. A los 19 lo tuvo Lucas Gamba con un derechazo cruzado que se fue apenas ancho. Tres minutos más tarde, el que lo tuvo tras una buena acción individual fue Chávez, pero tampoco tuvo éxito.

Sin embargo, fue el propio Globo el que le facilitó una nueva conquista a San Martín. A los 26, Iván Rossi la perdió en mitad de cancha, y Juan Sills y Lucas Merolla se enredaron con la pelota. Julián Vitale aprovechó todo eso y solo tuvo que tocar para Pons, quien empujó el balón hacia la red.

Si bien a Vitale le rebotó la pelota en la mano, pareció ser una acción casual, ya que el intento de rechazo del defensor de Huracán fue a escasa distancia.

El resto fue todo resistencia para un equipo que tiene una misión casi imposible, que es la de sostenerse en Primera División, pero confía en la motivación de Caruso Lombardi para lograrlo.

En la próxima fecha, Huracán recibirá a Estudiantes de La Plata. San Martín recibirá en La Ciudadela a Boca Juniors.

 

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.