Había perdido como local 1-0 en La Plata, arrancó perdiendo como visitante y le echaron a un jugador. Con 10 jugadores lo dio vuelta 3-1 y enfrentará a Defensa y Justicia.



Gimnasia y Esgrima La Plata venció 3 a 1 a Newell´s Old Boys con una gran reacción en el complemento, cuando dio vuelta el partido con un jugador menos por la expulsión del ex volante "rojinegro" Lorenzo Faravelli, en el primer tiempo, por la revancha de la ronda inicial de la Copa de Superliga de fútbol de Primera División, para clasificarse a la segunda fase donde enfrentará a Defensa y Justicia.

Los goles de Gimnasia fueron convertidos por el ingresado delantero uruguayo Santiago Silva, en dos ocasiones, la segunda de tiro penal, y por el marcador central Gonzalo Piovi. Maximiliano Rodríguez, de cabeza, había puesto en ventaja a Newell´s en el primer tiempo.



Newell´s acertó su primera llegada del partido en el final del primer tiempo, cuando Rivero metió un centro desde la derecha que Maximiliano Rodríguez peinó de cabeza en el borde del área chica, la pelota sobró al arquero Arias y entró cerca del travesaño.

Gimnasia jugó mejor la mayor parte de la etapa inicial, a partir de la presión y la buena circulación en el medio con sus volantes y laterales, al punto que dispuso de las mejores llegadas, pero careció de contundencia para concretarlas.

El "Lobo" tuvo cuatro llegadas claras en el primer tiempo: un buen zurdazo de Brian Mansilla, que rozó el poste izquierdo, con el arquero vencido, a los 19; un derechazo de Iván Hurtado, tras un tiro libre rápido de Mussis, que Aguerre salvó, a los 26; un derechazo apenas desviado de Mussis, a los 27; y un gran centro pasado de Licht desde la izquierda, que Tijanovich cabeceó desviado, solo, a los 29.

El partido se le complicó más aún a Gimnasia a los 41 por una imprudente plancha de Faravelli sobre Cacciabue, que le costó la expulsión por parte de Diego Abal.

El complemento fue otro partido desde los acertados cambios del "Indio" Ortiz, a los 11, cuando mandó a la cancha al volante ofensivo Matías Gómez y al delantero Santiago Silva -la figura del partido junto a Hurtado- en lugar del defensor y capitán Lucas Licht y del enganche Brian Mansilla.



Al minuto de los cambios el venezolano Hurtado se fue solo por la izquierda del área y Callegari le cometió un grosero penal al empujarlo con un brazo cuando iba a patear, pero que Abal no sancionó, así como el primer juez de línea.

Sin embargo, Gimnasia se adueñó de la pelota en el medio y desbordó a la dubitativa defensa local con las proyecciones de Tijanovich por derecha y Comba y Gómez por la izquierda, más el buen juego de Silva y Hurtado por el medio.

Así, Tijanovich desbordó a los 14 por la derecha y le metió un centro a Silva, quien sólo tuvo que empujarla al gol con la suela del botín derecho, delante del arco vacío.

Gimnasia volvió a perderse el segundo en un derechazo de Hurtado a los 15 y en un cabezazo de Piovi a los 18, en un partido en el que parecía que tenía un jugador más en vez de uno menos

El equipo visitante tenía la pelota, atacaba y perdía goles en un cabezazo apenas desviado de Coronel a los 20, en una volea alta de Silva a los 23 y, sobre todo, en un derechazo apenas desviado de Hurtado a los 25, que rozó el poste izquierdo con Aguerre vencido.

Hasta, que a los 29, tocaron de derecha a izquierda Tijanovich, Silva y Hurtado hacia Gonzalo Piovi, quien metió un zurdazo furibundo, que rebotó en Nadalín, hizo una parábola y entró en el primer palo, en otro de los golazos de la tarde del Parque de la Independencia.

A los 35, Newell´s también se quedó con diez jugadores porque Rivero trabó con Mussis en la salida de Gimnasia, se lesionó la rodilla derecha y debió dejar la cancha cuando había agotado los cambios.

Y, a los 39, Hurtado levantó la pelota por la izquierda del área, le pegó en la mano a Ferroni y Abal cobró un claro penal que Silva picó con desparpajo pero, como en el primero, no gritó por su paso por Newell´s en 2005.

En el final Hurtado le hizo un par de lujos a Callegari, uno con taco y otro con una gambeta, a raíz de los cuales el defensor le pegó sin pelota, pero Abal ni siquiera lo amonestó.

Y en el tercer minuto de descuento Silva le metió un centro desde la izquierda a Hurtado, que la cabeceó afuera, con el arquero vencido.

Así, Gimnasia ganó un partido increíble, que perdía injustamente en el primer tiempo, como le había pasado en el encuentro de ida, pero que remontó en gran forma con los cambios del "Indio" Ortiz en el complemento y se metió con justicia en la segunda fase de la Copa Superliga.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente