El Matador logró una gran victoria por 3-2 en el Monumental ante el campeón de América. Sin embargo, el triunfo de Patronato ante Argentinos no le dio chances de salvarse.



Después de haber levantado futbolísticamente en un momento crítico con la llegada del entrenador Néstor Gorosito, Tigre peleó hasta la última fecha, pero la victoria 3-2 ante River Plate, en el Monumental, no le alcanzó para seguir soñando por el éxito de Patronato sobre Argentinos Juniors y descendió al Nacional B.

Fueron doce años que duró este ciclo del Matador en la máxima categoría e incluso se animó a pelear varios campeonatos y a jugar torneos internacionales. A partir del próximo torneo, Tigre buscará reorganizarse y volver lo antes posible a la Superliga.



River, con la cabeza en el partido del jueves ante Alianza Lima por Copa Libertadores, presentó una formación alternativa y consiguió sus goles por intermedio del paraguayo Robert Rojas y del debutante Hernán López, el sobrino nieto de Diego Armando Maradona.

Tigre fue pura entrega y se retiró dejando una buena imagen, con los tantos de Lucas Janson, Diego Morales y Juan Cavallaro.

Necesitado por la victoria, Tigre salió decidido a buscar el arco de Lux y tuvo diez minutos iniciales con exclusivo protagonismo y se perdió un gol increíble a los 5, con un tiro apenas afuera de Montillo, luego de mal despeje de Martínez Quarta.

Luego, River empezó a entrar en sintonía y aprovechó los espacios que dejó Tigre en su campo. El local fue implacable en su primera chance de peligro y la cambió por gol en 17, con una maniobra por la derecha del colombiano Santos Borré, con envío y cabezazo del paraguayo Rojas al fondo del arco para el 1-0.



El Millonario tuvo un buen segmento, sobre todo con la movilidad de Santos Borré, y no pudo aumentar la ventaja, frente a un Tigre que se empezó a cargar de nervios.

Cuando se lo propuso, el Matador contó con buenos argumentos para atacar y en 29 aprovechó un mal despeje de Rojas para que Janson, con un cabezazo sobre Lux, anote el 1-1.

En el complemento, River hizo cambios y quedó en cancha una formación juvenil, contra un Tigre que arriesgó, pero indudablemente lo afectaros las noticias que llegaban desde Paraná.



Los chicos de River se animaron y en 24 probó y su disparo pegó en la base del poste derecho de Marinelli.



Contestó Tigre en 32, con un remate de Cavallaro que Lux sacó por un costado, y cuatro más tarde encontró el visitante el segundo con una gran definición de Morales, quien enganchó y la ubicó al lado del poste izquierdo de Lux.

El partido fue de ida y vuelta porque Tigre dejó muchas libertadores en su última línea. River, en 40, llegó al fondo por izquierda con Nahuel Gallardo, y tras un error en el cálculo de Marinelli, la empujó el debutante López para el 2-2.

El visitante siguió buscando y a dos del cierre aprovechó una guapeada de Cavallaro para volver a ponerse arriba 3-2 y seguir con el dramatismo, siguiendo a la distancia lo que ocurría en Paraná.

No llegaron buenas noticias para Tigre, que la peleó hasta el final, pero no le alcanzó y jugará la próxima temporada en el Nacional B.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente