El Santo consiguió una victoria por 2-1, pero debido al triunfo de Patronato jugará la próxima temporada en la B Nacional.



A San Martín de San Juan no le alcanzó el triunfo por 2-1 que consiguió como local ante Talleres de Córdoba, por la última fecha de la Superliga, porque la victoria de Patronato frente a Argentinos Juniors le impidió cumplir el objetivo de mantener la categoría.

El conjunto verdinegro se puso en ventaja a los 7 minutos a través de Marcos Gelabert, quien de atropellada estableció la ventaja momentánea ante un Talleres que, con esta caída, no pudo clasificar a la Copa Sudamericana 2020.



El apodado Pampa, la figura del partido, selló su doblete a los 23 del complemento, con un cabezazo que dejó sin chances a Guido Herrera.

Gelabert, que abrazó al entrenador Rubén Forestello luego de esa segunda conquista, recibió una merecida ovación por parte del público sanjuanino cuando fue reemplazado tres minutos después por Nicolás Pelaitay.

Fue una muestra de respeto para uno de los emblemas de San Martín (SJ), pese a la inexorable condena de volver a la segunda categoría del fútbol argentino, después de cuatro años y medio en Primera División.

Talleres, que merodeó el empate en varias ocasiones cuando el partido estaba 1-0, pero falló en los últimos metros, recién pudo descontar en tiempo de descuento, a los 48, por intermedio de un cabezazo del uruguayo Junior Arias.

Con este éxito, San Martín (SJ) acumuló 91 puntos en la tabla de los Promedios, dos menos que Patronato (93), que también promovió los descensos de Tigre y Belgrano.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente