El presidente del Banco Central brindó una conferencia de prensa en la que aseguró que las medidas buscan crear "un paraguas cambiario para atravesar el proceso electoral".



El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, aseguró hoy que el sistema financiero está “sólido” y buscó llevar tranquilidad a los ahorristas al señalar que “tenemos todos los dólares que están depositados”.

“La mitad de los dólares depositados está en el Banco Central, y el resto en los bancos”, sostuvo Sandleris.



Dijo, además, que confía en que las medidas adoptadas por el Gobierno “permitirán reducir la volatilidad cambiaria”.

Según el titular de la autoridad monetaria, las medidas que anunció ayer el Gobierno afectan a tan sólo el 2% de los que compran dólares, unas “26.000 personas”. Así se refirió el titular del BCRA a las restricciones para comprar billetes verdes por encima de los 10.000 en esa moneda.

“Estas medidas tienen como objetivo proteger la estabilidad cambiaria y a los ahorristas”, dijo Sandleris.

“Como ustedes saben, los mercados financieros mostraron una fuerte volatilidad las últimas semanas. Desde las PASO, el riesgo país se triplicó, y la suba del tipo de cambio acumulada desde entonces es de casi 30%. Los argentinos sabemos que esto significa más inflación y más pobreza. Esta es nuestra preocupación central”, dijo el presidente del BCRA.

Sandleris reconoció que, como consecuencia de todas estas turbulencias, volverá a aumentar la inflación en agosto y septiembre, y por lo tanto “eso generará más pobreza”, admitió. El titular de la autoridad monetaria insistió en la necesidad de que el país genere consensos básicos en materia de política económica, para que los resultados electorales no implique un movimiento pendular en cuanto a la orientación general de las decisiones en ese rubro.

“No es normal que una elección presidencial genere el nivel de incertidumbre y volatilidad que hemos visto estas dos semanas. Esto no ocurre en otros lugares del mundo, donde las diferencias ideológicas existen, y muchas veces son amplias, pero siempre en un marco de consensos básicos acerca de la política económica”, explicó.

Según Sandleris, los temas que deberían consensuarse son “principios como el equilibrio fiscal intertemporal, tener una moneda sana y hacer más competitiva a nuestra economía para integrarnos al mundo”. Advirtió que esas cuestiones “deben ser políticas cuya continuidad no quede bajo un manto de dudas en cada elección”.

“Es muy difícil que las empresas inviertan, las personas planifiquen a futuro, y se edifiquen las bases para el crecimiento y el desarrollo si existe el riesgo de que la política económica de un país oscile como un péndulo, de extremo a extremo”.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente