Adónde quiera que viaje, el Papa es alcanzado por las novedades de la crisis venezolana y es consultado al respecto. Mientras Francisco participaba en Emiratos Árabes de un encuentro interreligioso, Nicolás Maduro -cada vez más presionado por la comunidad internacional- anunció públicamente que había solicitado la ayuda papal a través de una carta enviada al Vaticano. En su vuelo de regreso a Italia, el Papa advirtió que una eventual mediación en el conflicto requiere como condición el acuerdo de las dos partes.

“Las condiciones iniciales son que las dos partes pidan” esta mediación, dijo el Papa argentino a los periodistas que viajaban con él, y confirmó que recibió la carta del líder del chavismo pero que todavía no la había leído.

“Acercarse a uno y al otro para poner en marcha posibilidades de diálogo. Así funciona en la diplomacia”, afirmó Francisco al recordar que de esta manera en el pasado habían “evitado una guerra” entre Chile y Argentina a finales de la década de los 70, con la intervención del papa Juan Pablo II como mediador.

“Antes de partir de viaje supe que llegaba la carta. No la he leído todavía. Pero para que se haga una mediación, el último paso, es necesaria la voluntad de ambas partes, ambas tienen que pedirla. Y veremos qué se puede hacer”, agregó el Papa.

Francisco también recordó que el Vaticano participó de un intento para establecer un diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela bajo los auspicios del ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, entre finales de 2017 e inicios de 2018. Pero fue infructuoso, admitió: “La Santa Sede fue parte del diálogo, con monseñor [Claudio Maria] Celli. Ahí se parió un ratoncillo. Nada, humo. Ahora yo esperaré la carta. La condición inicial es que ambas partes lo quieran. Siempre estamos disponibles”, insistió.

Una semana antes, el Papa había asegurado que “sería imprudente” tomar partido en el conflicto, cuando fue consultado sobre si el Vaticano podría reconocer a Juan Guaidó -respaldado ya por una cincuentena de países, y una decena de potencias- como presidente interino.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente