Boca festejó con una goleada y le dio otro cachetazo a San Lorenzo

El Xeneize, con tantos de Zárate, Salazar en contra y Villa, se impuso por 3-0 a un Ciclón que agudiza su mal momento. Fue expulsado Monetti.



Boca Juniors profundizó esta noche la crisis que atraviesa San Lorenzo de Almagro al golearlo por 3-0 en La Bombonera, por la vigésima segunda fecha de la Superliga Argentina de Fútbol.

Mauro Zárate a los 3 minutos del primer tiempo, Víctor Salazar en contra a los 19 del complemento y el colombiano Sebastián Villa a los 38 de esa etapa definitiva, le permitieron al equipo de Gustavo Alfaro obtener un triunfo importante.



Es que con estos tres puntos, el “Xeneize” no sólo conservó las chances matemáticas de alcanzar el tricampeonato (aunque es una misión difícil porque Racing está a ocho puntos, con nueve en juego) sino que, principalmente, quedó cerca de asegurarse un lugar en la Copa Libertadores 2020.

El conjunto de Boedo, que terminó con un jugador menos por una nueva expulsión de Fernando Monetti, sumó su decimoquinto juego sin victorias, los últimos 12 bajo la conducción de Jorge Almirón, cuya figura parece debilitarse aún más después de esta resonante derrota.

Boca, que guardó algunas piezas pensando en el choque del martes ante Tolima por la actual edición de ese certamen continental, se puso en ventaja con un gran disparo de media distancia de Zárate, que se metió junto al palo izquierdo de Monetti.

La conquista prematura le facilitó el panorama a al equipo de Gustavo Alfaro, al que le bastó con cortarle los caminos a Román Martínez para pasar la mayor parte del primer tiempo sin complicaciones.

Incluso estuvo muy cerca de aumentar la distancia cuando Ramón Ábila desairó con un giro a Fabricio Coloccini, anticipó a Marcos Senesi y encaró sin obstáculos hacia el arco de Fernando Monetti.

San Lorenzo se salvó, únicamente, porque “Wanchope” quiso levantar la pelota por encima del arquero, pero no no lo consiguió.

El equipo visitante tardó 35 minutos en patear al arco. Lo hizo con un sorpresivo derechazo de Nicolás Reniero que exigió a Andrada, uno de los puntos altos del local.

La reacción de un tímido San Lorenzo llegó en los minutos finales del primer capítulo, cuando llevó a Boca contra su arco y Reniero, el mejor de su equipo, acarició el empate con un cabezazo que impactó en el travesaño.



El clásico terminó de encenderse en el complemento porque Villa hizo temblar el arco de Monetti a los 32 segundos y San Lorenzo salió con otra actitud e hizo el juego un poco más friccionado.

Pero las limitaciones del equipo de Almirón, en gran parte relacionadas con la falta de confianza ante la ausencia de buenos resultados, fueron las que le impidieron llegar con frecuencia al arco de Andrada.

Gerónimo Poblete probó desde lejos antes de los 20 y el arquero local respondió con eficacia. Fue el preludio de la segunda conquista “Xeneize”, obtenida a través de un mal rechazo de Salazar ante un embate de Nahitan Nández. Un gol inesperado, porque San Lorenzo había nivelado el trámite, pero gol al fin.

El panorama se tornó luego desolador para el “Ciclón” y mucho más para Almirón. Una infantil reacción de Monetti sobre Ábila a los 24 obligó a Facundo Tello a expulsar al arquero (que sumó su segunda roja en seis partidos) y el visitante hipotecó sus chances de al menos descontar, al quedar con diez hombres.

El nerviosismo en el “Ciclón” alcanzó su pico máximo tras el tercer gol, el de Villa, otro de los puntos altos del equipo de Alfaro junto con “Bebelo” Reynoso. El final dejó espacio para el lucimiento de Boca, que hizo crecer el descontento de su rival, principalmente sobre Julio Buffarini.

El equipo de la ribera mantuvo su andar firme bajo la conducción de Alfaro. San Lorenzo sigue hundido en lo más profundo de la tabla y su futuro está lleno de interrogantes.

 

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.