Uno de los fallecidos fue producto de un disparo de un efectivo del Ejército en Curicó. Las protestas y el toque de queda continúan pero la violencia empieza a cesar.



El estado de emergencia decretado por el presidente Sebastián Piñera en el país andino ha permitido la presencia del Ejército en las calles en la búsqueda por recuperar el orden social. De la mano de esta medida, también han sido decretados toques de queda en los últimos tres días. La acción, de por sí criticada por su carácter antidemocrático, ha producido graves consecuencias.

Según un informe de la Fiscalía Nacional de Chile, cuatro de las víctimas mortales de los 15 en total registrados durante estos cinco días de protestas, se han producido a mano de los militares, quienes han enfrentado a los manifestantes sin mostrar ningún tipo de piedad. La estadística confirma la mano dura demostrada por el Gobierno, que ha generado una controversia en un país afligido por años de dictadura.

15 personas han fallecido en el contexto del estado de emergencia: 7 han sido identificados y en 8 casos se practican pericias (a los) identificados”, señala un tuit de la cuenta de Twitter del órgano judicial. Asimismo, la vocera de la Fiscalía, Marta Herrera, precisó que “el Fiscal Nacional ha instruido a la Unidad Especializada en Derechos Humanos de la Fiscalía Nacional coordinar con todo el país, para efectos de apoyar las investigaciones que tienen que ver con aquellos actos de violencia estatal“.

De acuerdo a los registros, uno de los fallecidos fue producto de un disparo de un efectivo del Ejército en Curicó, región céntrica de Maule. El episodio ocurrió en la noche del sábado. Por los hechos condenatorios el soldado se entregó a las autoridades. Este caso se encuentra bajo investigación, debido a que en esta zona no regía el estado de emergencia. Por ende, los militares no tenían el permiso de restablecer el orden público.

Por otra parte, el Ministerio Público confirmó otro caso en el que un camión militar atropelló a un joven de 23 años en Bío Bío, según consignó EFE. El hecho se produjo durante un saqueo en el marco del toque de queda. Las otra dos muertes a manos de miembros de las Fuerzas Armadas se registraron en la región de Coquimbo (norte).

La Fiscalía indicó que una de las víctimas es de nacionalidad ecuatoriana. Otro de los fallecidos se trata de un ciudadano peruano, aunque este no tiene relación con las acciones de los militares. El joven fue localizado sin vida por los bomberos en un establecimiento saqueado que había sido incendiado. Además, la Cancillería de Colombia confirmó que hay dos muertos de esta nacionalidad. Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) constató que 88 personas se encuentran hospitalizadas por armas de fuego. Cinco de ellas están en estado de gravedad.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente